INGRESA A TU CUENTA
Membresía

Conozca las condiciones para convertirte en miembro de la red.

Objetivos

Infórmese sobre nuestra misión y los propósitos de la red.

Miembros

Ellos ya se unieron a la red y están disfrutando de sus beneficios.

RSE: el Pacto Global

RSE: el Pacto Global llegó al país


Las Naciones Unidas impulsan un pacto sobre Responsabilidad Social Empresaria (RSE). Hay muchas empresas argentinas incorporadas
 
En el futuro se escuchará cada vez más hablar de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), un lema que no solamente responde a las necesidades de las empresas contemporáneas, su relación con el público y el ambiente, sino que también cuenta con el auspicio nada menos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).


Justamente, bajo el principio de que «la Responsabilidad social es un hecho», se celebró en Buenos Aires el I Foro Empresarial del Pacto Global de la ONU, un encuentro entre empresas privadas, redes sociales y organizaciones públicas adheridas a ese convenio de buenas prácticas empresariales y ciudadanas que fuera ideado por el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan.


El eje del coloquio fue el análisis de las acciones en concreto, en pro del bien común, que realizan las empresas firmantes del Pacto. Lo cual se completó con un simposio sobre vínculos entre gobernabilidad y responsabilidad social empresaria. Entre los funcionarios que participaron estuvieron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el titular de Representantes del Mercosur Carlos «Chacho» Alvarez.


Una de las conclusiones del evento es que se percibe una sinergia entre empresas, ONG y gobierno, como para que lo que reivindica el Pacto forme parte vital de la base de negocios de las corporaciones. Incluso se está elaborando una norma ISO específica para los standards de calidad empresarial y actitud responsable ligados al Pacto.


Además, se espera llevar una importante delegación argentina, entre representantes públicos y privados, a la Cumbre de Líderes que celebrará el Pacto Global de la ONU en Ginebra en julio.


Entre las empresas que dieron el presente , figuran Volkswagen Argentina, Cemex, Endesa, Arcor, Telefónica e YPF entre otras.


Pero, ¿en qué consiste el Pacto?


Todas las instituciones firmantes del Pacto, que consta de diez puntos, se comprometen a elaborar y presentar una vez por año un compendio de las acciones que han emprendido en pro de los objetivos centrados en el respeto a los derechos humanos, la no discriminación, cuidado del medio ambiente, condiciones de trabajo dignas, lucha contra la corrupción y no al trabajo infantil entre otras. En ese sentido destacó Manuel Escudero ?consejero del secretario general de la ONU para asuntos del Pacto y encargado de formar redes globales de apoyo y solidaridad?, que se está abriendo paso la premisa de que para ser un buen ciudadano corporativo en el mundo debe de adherir y respetarse los principios pactados.


Por otro lado, está claro que dentro del Pacto no hay acciones de vigilancia o compulsivas, pero sí que quienes no cumplan con la presentación del informe anual son apartados, al menos momentáneamente, de su pertenencia al mismo. En Argentina el año pasado se desafectaron cuatro empresas pero al mismo tiempo se incorporaron otras diez, destacó Flavio Fuertes, funcionario de la Oficina del Pacto Global en Argentina. Actualmente hay unas 275 firmas, entre ellas muchas pymes, inscriptas.


Bernardo Kosacoff, director de la Cepal para Argentina, destacó a su vez que una vez superada la crisis de 2001 fue más fácil interesar y encaminar a las empresas por las premisas del Pacto, pero que aún queda mucho por hacer. «En esa época se pensaba que no existen empresarios en el país, pero esa situación cambió drásticamente», reflexionó. A su vez, Borja Baselga Canthal, director del Banco Santander de España, enumeró algunos de los problemas concretos a que puede hacer frente la aplicación de esta normativa: mejores prácticas en el trabajo que contribuyan a reducir accidentes laborales, evitar subcontrataciones lesivas, apoyar el microcrédito y financiar energías renovables.


En este momento hay en el mundo 4.000 empresas adheridas entre ellas, mil de América Latina. En esta reunión, los representantes de redes y ONG’s analizaron en conjunto con las multinacionales, incentivos para que las filiales de esas compañías sean tan activas como sus casas matrices en trabajar para su cumplimiento. Se establecerá una coordinación entre empresas nacionales y globales, redes sociales no gubernamentales y gobiernos, para optimizar la gestión ética y se impondrá una especie de certificado para difundir que determinadas acciones que llevan a cabo las firmas, son «propias del Pacto Global».


Por Pablo Kandel
Fuente: Clarín