INGRESA A TU CUENTA
Membresía

Conozca las condiciones para convertirte en miembro de la red.

Objetivos

Infórmese sobre nuestra misión y los propósitos de la red.

Miembros

Ellos ya se unieron a la red y están disfrutando de sus beneficios.

Rio 2016 estuvo a la altura, «muito bon»: para el Deporte, el Turismo y la Integración con Brasil. Felicitaciones!!!

El presidente del ente de turismo de Brasil, Vinicius Lummertz, cuenta que la argentina aportó junto con Estados Unidos la mayor cantidad de visitantes durante los Juegos Olímpicos.

El presidente del ente de turismo de Brasil, Vinicius Lummertz, dialogó con Olé.

La llama olímpica terminó alumbrando a unos Juegos que habían tenido múltiples de dificultades durante la etapa de preparación. Brasil finalmente pudo culminar el evento en paz, lejos de aquellas alarmas por el zika y de la amenazas de un eventual atentado. Más allá del orgullo de haber organizado el primer campeonato olímpico en Sudamérica, las autoridades destacan el crecimiento del flujo turístico durante las últimas tres semanas. «Hubo un 40% más de visitantes extranjeros», cuenta Vinicius Lummertz, el presidente del ente nacional de turismo (Embratur).

Los primeros datos oficiales que surgen del ministerio indican que llegaron para los Juegos unos 541.000 turistas extranjeros -y el doble contando con los locales-. Los argentinos han sido el 15% del total de la torta de visitantes extranjeros. «Tomamos esta gran oportunidad para construir con el gobierno de otros países de América Latina una agenda estratégica para el avance del turismo. Con Argentina en particular, porque nosotros necesitamos del turismo de la Argentina, y la Argentina necesita del turismo de Brasil», continúa Lummertz.

Lummertz destaca que no ha tenido información sobre ningún incidente con turistas argentinos en las últimas tres semanas, y minimiza la clásica pica que se vivió en algunos de los eventos de Río 2016. «La rivalidad de Brasil y Argentina es teatro -enfatiza-.

«Río de Janeiro tenía antes 29 mil camas en distintos hoteles, y ahora esa cifra alcanza a las 66 mil camas. Ese es un legado que nos queda para cuando terminen los Juegos», valora Lummertz. «Tuvimos más turista de lo pensado. La gente se sorprendió luego de todos los temores generados sobre la inseguridad y el zika. Brasil pudo demostrar que estaba a la altura de este evento».

La delegación argentina en el cierre de los Juegos de Río.

Fuente: Diario Ole y otras