INGRESA A TU CUENTA
Membresía

Conozca las condiciones para convertirte en miembro de la red.

Objetivos

Infórmese sobre nuestra misión y los propósitos de la red.

Miembros

Ellos ya se unieron a la red y están disfrutando de sus beneficios.

Ranking Mundial de la Innovación

Ranking Mundial de la Innovación 2012

El Ranking Global de Innovación 2012, elaborado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de la ONU, y la escuela francesa de negocios INSEAD, clasificando a 141 países según su capacidad de innovación.



Los diez líderes mundiales en innovación son Suiza, Suecia, Singapur, Finlandia, Inglaterra, Holanda, Dinamarca, Hong Kong, Irlanda y Estados Unidos. Latinoamérica se encuentra relegada a posiciones no dominantes: Chile (39), Brasil (59), Colombia (65), Uruguay (67), Argentina (70), Perú (75), Guyana (77), México (79), Paraguay (84), Panamá (87), El Salvador (93), Ecuador (98), Guatemala (99), Nicaragua (105), Honduras (111), Bolivia (114) y Venezuela (118)

«Latinoamérica debe crecer en innovación sin excederse en
el benchmarking y el copiar y pegar de las potencias en innovación
tecnológica
»

A los fines de esta contribución y para que Latinoamérica
no se confine a un daño de la autoestima innovadora, es deseable
remarcar tres advertencias respecto del ranking para luego estimar
algunas contribuciones de superación:




a. El estudio está propuesto, dirigido y llevado adelante desde las propias entrañas de Europa lo que puede (lo que no significa que necesariamente tiene que ser así) otorgarle un sesgo de inconsciente parcialidad al momento de redactar las variables a estudiar. Las labores académicas y profesionales de los impulsores del ranking (participantes del Panel Europeo INNOVA de innovación, miembros del Consejo Asesor de eBSN, la iniciativa de la Comisión Europea de negocios electrónicos para PYMEs) transforma en muy difícil su deslocalización geográfica e ideológica

b. El estudio toma tres variables principales para la confección del ranking concediendo excesiva importancia al número de patentes como elemento decisivo para el otorgamiento de relevancia. No es más innovador quien detenta un mayor número de patentes sino quien puede mostrar una imagen de renovación, agilidad, frescura y gran conexión emocional con el usuario de sus productos. Se trata también de cómo comunicar lo que hacemos, lo que creamos, lo que inventamos, lo que producimos. Umberto Eco decía que la comunicación es un 90 por ciento de retórica y un 10 por ciento de información. La cantidad no es todo. Una vez más, hay intangibles que son capaces de inclinar la balanza.’Para mover una pieza hay que ver todo el tablero’ dijo Kasparov. Las patentes son sólo una  pieza del juego de fuerzas que participan del abanico de oportunidades para generar innovación. Una pieza muy importante, es verdad, pero nadie ganó un partido de ajedrez moviendo sólo un alfil. Algunos ejemplos del pasado reciente son claramente     ilustrativos. IBM fue claramente superior al resto de las empresas en cuanto a la obtención de patentes en el mundo. Le adjudicaron durante 2005 2974 patentes, un número muy superior a cualquiera de sus seguidoras. Superó por octavo año consecutivo las dos mil patentes anuales, su seguidor más próximo estaba a mil de Big Blue. Sin embargo, estuvo cualificada en el puesto número 10 del ranking de las empresas más innovadoras de ese mismo año. Similar a IBM, Philips fue la empresa con más solicitudes de patentes en 2005; sin embargo, tampoco figuró en el ranking de las 25 empresas más innovadoras de ese año según la encuesta mundial a CEOs del Boston Consulting Group

c. El estudio hace foco en la innovación con una clara vinculación hacia la tecnología y los negocios, desconociendo nuevas tendencias en innovación que producen cambios radicales en la calidad de vida de las personas. Por ejemplo: la innovación social.

Las advertencias no buscan desacreditar el trabajo, sino más bien otorgarle al mismo una mirada más abarcativa que comprenda sus raíces y pueda otorgar una ecuanimidad a los países más ?dañados? en su imagen por el mismo.

Las advertencias en sí mismas pueden implicar atrincherarse en el campo de la queja y la excusa. Sin embargo, desde una mirada de la psicología positiva, el cambio siempre es posible, aún a pesar de las más grandes dificultades; el cambio siempre es posible mientras se piensen y se ejecuten acciones de superación. Veamos algunas pocas:

La innovación direccionada.

La innovación participativa.

La innovación extendida.

La innovación sembrada.

La innovación tutelada.

La Innovación ampliada.

La innovación direccionada.

Significa brindarle al mundo lo que el mundo necesita; simultáneamente, significa brindarle al mundo lo mejor que podemos darle. La virtuosidad radica en saberse potencialmente apto para entregar lo que necesariamente van a necesitar. Oferta y demanda. Producción y mercados. Innovación y nuevos mercados. Distintas causas como desertificación, aumento exponencial de la población mundial, sequías constantes hacen que, por ejemplo, desde el estado argentino se esté generando un fuerte apoyo a la Innovación en agroalimentos a través de Parques Agroalimentarios y Agroindustriales, Polos tecnológicos Agroalimentarios, etc.

La innovación participativa.

La innovación hace un buen tiempo dejó de ser incumbencia exclusiva de los laboratorios de I+D. Fuera de ellos se ha descubierto un mundo dispuesto a co-crear con creatividad e innovación: crowdsoursing, concurso de ideas en redes sociales, wikis, y hasta financiamiento colectivo de las mismas a través de plataformas de crowdfunding como por ejemplo Panal de Ideas, tumecenas.com, Idea.me, Banana Cash, groofi.com y proyectanos.com en Argentina.. La participación masiva agiganta las posibilidades de generación de ideas disruptivas y hasta de financiación por canales no convencionales.

La innovación extendida

Es bien conocido por todos que en los países latinoamericanos, según las zonas,  alrededor del setenta al noventa por ciento del tejido empresarial está compuesto por pequeñas y medianas empresas. Esta tipología empresaria suele ser de excelencia en el aspecto productivo, pero sin la gestión de la innovación, con escasa posibilidad de agregar valor a sus productos. Suelen ver a la innovación como procesos que se juegan sólo en las grandes empresas dando por asumida como válida esta práctica fuera de su empresa. Esta falacia se apalanca en entender a la innovación como una exigencia que destila ingentes recursos, desconociendo la importancia de innovar en, por ejemplo, comunicación o modelo de negocios, incorporar prácticas de marketing de guerrilla, marketing BTL, etc. Opciones estas que no necesariamente demandan fuertes inyecciones de capital.

Extender la innovación como práctica cotidiana a este tejido empresarial es una tarea a desplegar desde los estados latinoamericanos y será sin dudas,  un disparador que acorte la brecha al incorporar pequeños empresarios en volumen de producción individual pero muy determinantes al tomarlos como un colectivo indisoluble

La innovación sembrada

Sin dudas para recoger innovación es necesario sembrar creatividad e inspiración. Cuando la mente se abre desde el deseo a nuevas ideas la innovación está golpeando la puerta. Nada se puede materializar desde lo concreto que anteriormente no se haya revestido de un carácter simbólico e imaginario. Grandes y pequeñas contribuciones se están gestando hoy día en comunidades latinoamericanas en esta dirección. En Argentina por ejemplo, desde Tecnópolis, una mega muestra tecnológica, absolutamente inspiracional para los jóvenes hasta en una pequeña ciudad como Necochea, donde se han implantado conceptos como Escuelitas de Creatividad y Niños Inventores, donde se prepara a los niños desde la divergencia, la imaginación y el pensamiento lateral en la búsqueda de adultos proactivos a la innovación. En Colombia podemos encontrar iniciativas similares a Tecnópolis, promotoras de desarrollo creativo y económico, como el International Park of Creativity, fundado por el científico colombiano Raúl Cuero, que fue tomado como ejemplo a seguir en América Latina, durante el Congreso de Innovación y TICs para la Productividad de la Mipyme.

La innovación tutelada.

El Estado como disparador, motivador y facilitador (a través de legislaciones en I+D por ejemplo) contribuye a generar un cúmulo de innovaciones superando la visión tan tradicional e individual como obsoleta del genio creativo-inventor-innovador que trabaja de forma aislada. Estudios actuales demuestran la obsolescencia del trabajo aislado. Por ejemplo, el Estudio Global de Alta Dirección 2012 de la IBM Corp. reveló que sólo 4% de los 1.700 gerentes encuestados a nivel mundial cree posible realizar innovaciones en sus modelos de negocios de forma aislada.

Los Estados participan activamente. Chile destina el 66% de los recursos de I+D del país, y sólo 1/3 viene del sector privado, esperando invertir el peso de la ecuación en pocos años. Brasil creó en sucesivas oleadas el Programa de Grupos de Excelencia (PRONEX), un programa de estímulo a la investigación y al desarrollo científico; en 2001 y a los fines de promoción de la innovación la Agencia de Gestión Estratégica y más tarde las Fundaciones de Amparo a la Investigación (FAP?s), además de recientes alianzas de inversión estratégica a la innovación como la realizada recientemente con Cisco. México patrocinando la instalación de laboratorios de investigación de la empresa 3M con cerca de 150 investigadores dispuestos a materializar innovaciones en transportes, cuidado de la salud, señalización, seguridad y protección. Siguiendo con el rubro alimentos el Estado Argentino invita y exhorta al ?agregado de valor en origen? instalando la responsabilidad innovativa en cada rincón del país. Ya no se trata de producir, se trata de producir y hacer algo innovador para multiplicar el valor de esa producción estandarizada. Poder salirse de los 400-600 dólares por tonelada de materia prima exportada para ubicarse en un piso de 1200 dólares con industrialización innovadora de la misma.

A tal fin ha realizado recientemente una alianza estratégica con China para la creación de Parques Agroindustriales Chino-Argentinos (PACHA).



La Innovación ampliada.


La innovación ampliada es aquella que supera la restrictiva idea de la innovación apalancada exclusivamente en lo técnológico. Que abre la perspectiva a nuevas miradas y campos de aplicación de la innovación: por ejemplo la innovación social. Una tipología de innovación que ha cobrado una inusitada fuerza en los últimos años, producto de entender que las innovaciones tecnológicas en muchos casos son inaccesibles económicamente para una determinada capa social y en otros, el acceso a ellas es muy diferido en el tiempo. Se busca la transformación de la sociedad desde una mirada más amplia que la económica-tecnológica; esa transformación se logra al construir proyectos e ideas que se materializan a través de instituciones y organismos intermedios (ONG, empresas dedicadas a RSE, etc). Iniciativas como ?Galpao Aplauso?, en Río de Janeiro, el lanzamiento del portal Imagina en Perú, ?Fútbol con Corazón?, en Colombia, la Banca Social creada por la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de La Plata y el programa de Abuelas Cuentacuentos de la Fundación Mempo Giardinelli en Argentina y otras como ?Un Techo para mi país? son acabadas muestras del liderazgo latinoamericano en temas de innovación social.

En conclusión, Latinoamérica debe crecer en innovación sin excederse en el benchmarking y el copiar y pegar de las potencias en innovación tecnológica. La política en innovación debe apropiarse de las raíces culturales que nos impregnan, de las potencialidades naturales que nos enriquecen, para desarrollar modelos de innovación que atiendan primero las necesidades locales y regionales para, en segundo término, poder competir en el mundo con productos y estrategias propias que atiendan la diversidad de necesidades globales.

Por Germán Castaños para IdeasVip News

Updated: 3 julio, 2015 — 11:57 pm