INGRESA A TU CUENTA
Membresía

Conozca las condiciones para convertirte en miembro de la red.

Objetivos

Infórmese sobre nuestra misión y los propósitos de la red.

Miembros

Ellos ya se unieron a la red y están disfrutando de sus beneficios.

Los límites de la Publicidad

La publicidad en el espacio está más cerca de lo que cree.


El ejercicio de imaginación es simple para quienes, como
nosotros, estamos acostumbrados a encontrarnos con publicidad por todas
partes
. El logotipo de una marca deportiva proyectado sobre el cráter
Tycho, por ejemplo, o eclipses lunares patrocinados por marcas de refresco;
simpáticos doodles del gran emporio de internet
conmemorando eventos sobre el Mar de la Tranquilidad; o quizás, quién sabe, el
tráiler de la última superproducción de Hollywood estrenado a la vez para media
humanidad, según recoge El Confidencial.


 

(N.d.E.: si bien la publicidad sobre la luna parece ser técnicamente factible, me pregunto –desde el punto de vista de la Comunicación Estratégica- cuán conveniente puede resultar para una empresa realizarla).

La cara visible de la Luna presenta más de 15,5 millones de km² de superficie
virgen presta a ser proyectada y una inmejorable pregnancia visual, emocional y
poética. Y por terrible que suene, ya hay quien no sueña con la Luna en sí, sino
con rentabilizarla.

Publicidad en la Luna



Moon Publicity es
una empresa que pretende llevar la publicidad a la Luna
mediante un procedimiento bautizado como shadow farming o shadow shaping, algo
así como cultivo de sombras. La técnica, por cierto bastante simple, consistiría
en transportar al satélite una pequeña flotilla de robots, similares a los que
ya se han enviado a Marte, equipados con pequeños arados.

Estos dispositivos dibujarían surcos sobre el polvo lunar, casi unas simples
huellas de un centímetro de profundidad, creando en la superficie tres tipos de
ángulos sobre los que incidiría la luz solar: uno negro, de sombra absoluta;
otro blanco, que recibiría perpendicularmente la luz solar y la reflejaría casi
en su totalidad; y otro gris, donde la luz solar incidiría oblicuamente,
reflejando sólo una parte de la misma. Estos tres colores ?grados de
luminosidad, en propiedad? se combinarían para crear una suerte de píxeles. La
combinación de estos píxeles a lo largo de una gran extensión de terreno
resultaría a su vez en una imagen perfectamente visible y nítida desde la
Tierra. En Moon Publicity aseguran que podría ser en
blanco, negro o escala de grises.

El concepto publicitario ya existe. Fue ideado por Alex Tew,
que en 2005 creó la exitosa página Million Dollar Homepage. La
web constaba de una superficie de 1000 x 1000 píxeles y partía
de una premisa muy sencilla: los alquiló para el inserto publicitario a razón de
un dólar por píxel. La esperanza era ocuparlos todos y la idea, matemática
elemental, ingresar así un millón de dólares. El pixel
advertising
se ha convertido desde entonces en una fructífera técnica
publicitaria que puede encontrarse en numerosas webs. En Moon Publicity
pretenden hacer algo parecido, sólo que utilizando la Luna como
cuadrícula.


 

Fuente: Marketing Directo.