INGRESA A TU CUENTA
Membresía

Conozca las condiciones para convertirte en miembro de la red.

Objetivos

Infórmese sobre nuestra misión y los propósitos de la red.

Miembros

Ellos ya se unieron a la red y están disfrutando de sus beneficios.

Acciones empresarias que dañan una buena imagen

Fallo de la Corte Suprema contra la discriminación

La Corte Suprema de Argentina rechazó un recurso de queja de la firma de gaseosas Pepsi y confirmó los fallos anteriores que ordenaron reincorporar a su puesto de trabajo a la empleada Catalina Balaguer por considerar que había sido despedida en 2002 por discriminación.

El caso cobra más relevancia porque en el Congreso hay proyectos de ley que plantean que sean nulos los despidos cuando se invocan causas genéricas.

Balaguer fue despedida en julio de 2002, cuando Pepsi adujo razones "de bajo desempeño". Pero la empleada rechazó el despido porque lo atribuyó a causas gremiales ya que habia apoyado un reclamo por las condiciones de trabajo de las mujeres y "mal trato que sufrían las embarazadas".

En base a testimonios, testigos y un informe del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) la Justicia "hizo lugar a la reinstalación de la despedida en su puesto de trabajo con fundamento en la ley antidiscriminatoria y condenó a la empresa al pago de los salarios caídos hasta la efectiva reincorporación".

Apelado el fallo, la Sala VI de la Cámara cuestionó las causales genéricas del despido por parte de la empresa y sostuvo que "del análisis de los elementos probatorios rendidos en la causa" el despido era discriminatorio, confirmando la sentencia, informa el diario Clarín de Buenos Aires.

Pepsi recurrió entonces en queja ante la Corte Suprema. Y ahora, el Alto Tribunal denegó por "inadmisible" el reclamo. Balaguer ya cobró los salarios caídos y fue reincorporada, pero dice que fue derivada a otro puesto de trabajo. Y ahora reclama volver al puesto original.